Logo Empresa

Blog

DE OBLIGADO CUMPLIMIENTO

07-06-2016 | ecomami.es

  • de-obligado-cumplimiento-maternidad-paternidad-consciente-informada.jpg
Cuando estás sensibilizada al cien por cien con la lactancia materna, con la alimentación y salud infantil, no puedes dejar de darte cuenta de algunos detalles que para otros ojos pasarían desapercibidos.

Y, es que hace unos días, saliendo de la consulta del pediatra del centro de salud, pude observar que en una de las estanterías había varias muestras de leche de fórmula.

Estimado personal sanitario, ¿no sabéis que “eso” es ilegal?

En España, existe un Real Decreto, el 867/2008, de 23 de mayo, por el que se aprueba la reglamentación técnico-sanitaria específica de los preparados para lactantes y de los preparados de continuación. Este Real Decreto, además de definir la composición de estos preparados, establece los requisitos de etiquetado, publicidad e información de los mismos. Vamos, brevemente, a analizar algunos de sus artículos.

El Artículo 6.3 dice textualmente: “Los preparados para lactantes y los preparados de continuación se etiquetaran de tal manera que los consumidores puedan hacer una clara distinción entre ambos tipos de productos y se evite cualquier riesgo de confusión entre ellos.”

Dicho esto, ¿creéis que entre estos dos envases hay mucha diferencia?

No, ¿no? Pues debería haberla. Una manera sutil de incumplir el Real Decreto.

Por otro lado, el Artículo 9.3 dice: “Se prohíbe la publicidad en los lugares de venta, la distribución de muestras o el recurso a cualquier otro medio de propaganda, dirigido a fomentar las ventas de preparados para lactantes directamente al consumidor en los establecimientos minoristas, como exhibiciones especiales, cupones de descuento primas, ventas especiales, ventas de promoción o ventas acopladas.”

Asimismo, por su parte, el Artículo 9.4 dice: “Se prohíbe a los fabricantes o distribuidores de preparados para lactantes proporcionar al público en general, a las mujeres embarazadas, madres o miembros de su familias, productos por debajo del precio de coste o por precio simbólico, muestras ni ningún otro obsequio de promoción, ya sea directa o indirectamente a través de los servicios o del personal sanitario.”

A pesar de que el Real Decreto es de obligado cumplimiento y su incumplimiento lleva multas y sanciones por parte del Estado, se incumple cada día por las grandes compañías y por el personal sanitario. A las grandes compañías no les importan las normas de protección de la lactancia materna, tergiversan el sentido de la ley, el sentido de la información científica. Hay una mala praxis desde todos los puntos de vista, ya que no solo se viola la legislación, sino que en el plano moral se cuestiona a la madre en su capacidad de poder alimentar a su bebé.

Es la madre la que decide y para ello, debe tener una información veraz y no influenciada, sesgada y diría que muchas veces falseada.

A pesar de que cada día son más las iniciativas para proteger la lactancia materna, se hace cada vez más urgente una protección legislativa frente al comercio de sucedáneos.

No sé si los profesionales de estos Centros de Salud conocen la existencia de este Real Decreto, repito, de obligado cumplimiento, pero bien deberían.

Pero si el Real Decreto es una legislación que hay que cumplir y no se hace, no hablemos del Código de la OMS, pues éste al no ser de obligado cumplimiento, directamente se lo pasan a la torera. En el próximo post hablaremos del Código que regula la Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna.

Hasta entonces os enlazo con la web www.telasmos.org, un museo precioso del cual es director el Doctor José María Paricio, fiel defensor del cumplimiento del Código y luchador como pocos de la lactancia natural, que como él mismo dice “es un bien en peligro de extinción”, por eso hay que protegerla.

Inserta un comentario

Suscríbase a nuestro boletín
Le mantendremos informado de nuestras últimas novedades ¡¡no lo pase por alto!!.

Este sitio web utiliza cookies para mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando da su consentimiento sobre dicho uso y la aceptación de nuestro aviso legal.