Logo Empresa

Blog

Jugando al Dr. House

19-06-2017 | ecomami.es

  • doctora-blog.jpg
¿No os pasa mamis que cuando vuestros peques se ponen malitos o malitas... os convertís en super mami doctora?

Ya sea un catarro, una gastroenteritis, placas en garganta, o simplemente fiebre de esa que nadie sabe a qué viene... allí nos vemos con pizarra y rotulador en mano (también en la cabeza para las que tienen buena memoria) recopilando todos los síntomas, las comidas, las salidas, con quién ha jugado, las “cositas” raras que les hemos notado en los últimos días...

Y, así vamos congeniando, borrando conceptos, anotando posibles diagnósticos... hasta que al final:

- o en un par de días todo se acaba y nos decimos a nosotras mismas: “pues parece ser que no era nada” y final feliz.

- o terminamos llevándolo al pediatra (sí, el médico/a de verdad), el/la cual, a no ser que sea de verdad algo grave, no nos dice nada nuevo pero nos da tranquilidad y seguridad (y eso está bien).

 

Y, es que cualquier cosa por mínima que sea para nosotras es un mundo... normal, son nuestros peques y no queremos por nada del mundo que les pase nada. Lo cierto es que ciertos males en nuestros peques son normales y constantes durante sus infancias y nos lo tenemos que tomar con calma y paciencia, mucha paciencia. Y, aunque no está de más visitar al médico por leve que sea el catarro, yo no soy de las que puedo delegar este trabajo y no jugar a ser la doctora “House” (así es como me apoda mi pareja en esos momentos en los que me pongo la bata). Pues aunque en el título diga jugando... para nosotras (para mi) esto no es un juego, y diría que es hasta necesario: primero para informarnos mejor de las enfermedades infantiles y así darnos cuenta con premura si algún día tuviéramos que echar mano de esos conocimientos (aunque sea solo para ir corriendo al pediatra o tomárnoslo con calma), y segundo para prevenir.

Y, yo, que tengo que confesar que soy fan de esa serie con doctor gruñón, excéntrico y desafiante, no puedo dejar de hacerlo, pues tampoco está de más que yo, como madre, analice lo que le pasa a mis peques (siempre desde una perspectiva médica claro... odio las clásicas conclusiones y métodos sacados de la ignorancia científica) y es en esos momentos (menos mal- toco madera- que son pocos por suerte), sobre todo cuando todos a tu alrededor te presionan para que vayas al pediatra porque tu hijo o hija tienen un simple moco en la nariz... Es ahí cuando me pregunto: “¿por qué no estudiaría yo medicina...?”. Y me acuerdo de las palabras de mi madre repitiendo (pues de pequeña soñaba con ser pediatra): “la pediatrita, la pediatrita...”. Y, después de todo esto... me miro al espejo y... simplemente me sonrío.

 

Foto: Pixabay

 

Ecomami es un espacio de información y apoyo mutuo. Una maternidad y paternidad consciente e informada es esencial para disfrutar de cada paso, de cada momento que viviréis de la mano de vuestro bebé. Lo que deseo es que, aparte de encontrar la información y asesoramiento que buscáis, os sintais identificadas, que compartáis tanto aquí como en mis redes sociales vuestras dudas y experiencias. En definitiva, lo que pretendo es que compartamos vivencias, conocimientos e inquietudes para hacer aún más hermosa esta aventura en la que caminamos juntas.

Inserta un comentario

Suscríbase a nuestro boletín
Le mantendremos informado de nuestras últimas novedades ¡¡no lo pase por alto!!.

Este sitio web utiliza cookies para mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando da su consentimiento sobre dicho uso y la aceptación de nuestro aviso legal.